El Huipil Ceremonial de Magdalenas


Los pobladores de La Magdalena cuentan que Santa María Magdalena llegó a esas tierras buscando dónde vivir. Subió a un árbol de cedro, aseguró su telar y se puso a tejer. Gustó de las tierras y decidió construir su casa e iglesia. Después la santa decidió enseñarle a las mujeres de la comunidad a tejer.

Los lienzos son un desafío a la creatividad porque en ellos las mujeres plasman una manera singular de ser y estar en el mundo. Los diseños mezclan la experiencia personal de la tejedora y el universo simbólico de su pueblo. Los tejidos conservan una memoria exclusiva que conecta un pasado rico en mitos con un presente reconfigurado por los cambios y el paso del tiempo. Cada tejedora conserva y escribe en la tela la tradición de sus antepasados e innova con un diseño especial que es su registro personal. Al vestirse con el huipil y pasar la cabeza por el ojal, las mujeres se colocan simbólicamente en el centro del universo.
Así pues el huipil es un lienzo con una historia no escrita, una tela donde se reconfigura y preserva la memoria de un pueblo. Éste da cuenta de cómo las mujeres han sobrevivido a los males traídos por el mito del diluvio de origen maya.

Nombre: Huipil

Fecha de creación: 1992

Lugar de creación: Aldama, Magdalena, Altos de Chiapas.

Técnica: Tejido en telar de cintura, con textura de tafetán; lienzos rematados en los extremos y decoraciones de tramas suplementarias o brocado.

Material: Algodón.

Dimensiones: 96.8 cm x 100.0 cm

Peso: 760 g

  • HM1
    Huipil, vista frontal
    Compuesto de tres lienzos tejidos en telar de cintura con técnica de tafetán y brocado de hilos de algodón en colores. La disposición de los lienzos en forma de cruz alude al universo y los trazos de colores a una mirada mítica particular del tiempo y el espacio:
    Espalda, norte. Pecho, sur. Hombro derecho, oriente. Hombro izquierdo, poniente.

    Fotografía y edición: Proyecto Digitalización del MNA.
  • HM2
    Huipil, lienzo central
    El rombo se encuentra en todos los diseños. Representa en un primer nivel, la visión bidimensional de los tres planos del universo que en la cosmovisión maya forman la geometría de un cubo, en un segundo nivel significa los puntos intercardinales que conforman los cuatro puntos lados del mundo y en un tercer nivel, significa el paso del sol que marca los solsticios y los equinoccios.
    Fotografía y edición: Proyecto Digitalización del MNA.
  • HM3
    Detalles iconográficos: santos
    El huipil muestra una diversidad de figuras geométricas, fitomorfas, zoomorfas y antropomorfas. Siendo estas últimas las que en su mayoría son llamadas Santos: Santos grandes y Santos pequeños. En el caso de los huipiles de Magdalena el dibujo más importante es el que representa al Señor de la Tierra, el cual tiene una dualidad, es decir, es generoso y a la vez maléfico. Siendo el que manda en el purgatorio, supervisa que las almas trabajen los cultivos del inframundo como pago por sus pecados. El Señor de la Tierra vive dentro de una cueva con su sapo mozo y controla la riqueza, el sapo es el mensajero que anuncia las lluvias.
    Fotografía y edición: Proyecto Digitalización del MNA.
  • HM4
    Detalles iconográficos: flora y fauna
    De acuerdo a la cosmovisión maya, el mundo ha sido creado y destruido numerosas veces, por lo tanto los cielos, el inframundo y la tierra tienen un origen ancestral. En particular los mayas de Chiapas parten del Diluvio, tras el cual el mundo fue destruido y constituido como ahora lo conocemos. Dentro de este mito aparecen una serie de personajes que son representados con figuras de flora y fauna como el mono araña, el buitre, el alacrán, la mariposa, el sapo, el pino, la serpiente, o la flor por mencionar algunos.
    Fotografía y edición: Proyecto Digitalización del MNA.