Cajete Nicoya Policromo

- Posclásico temprano (900-1250 d.C.)

El complejo residencial El Canal y su ofrenda centroamericana

Ficha Básica

Dr. Stephen Castillo Bernal 
Curador-investigador

La cerámica Plumbate proviene del Soconusco chiapaneco-guatemalteco. Su superficie lustrosa y brillante ha cautivado a investigadores, viajeros y coleccionistas. Para Lee (1978: 287), el francés Dupaix realizó el primer dibujo y descripción de esta cerámica alrededor de 1834. Siguieron las descripciones de Stephens y Catherwood (ídem), así como las menciones de finales del siglo XIX de Desiré Charnay y Eduard Seler.

La loza Plumbate presenta efigies de deidades, humanos y animales, entre las que destacan jaguares, cánidos, venados y aves, guerreros, ancianos o dioses como Tláloc o Xipe Totec (Shepard, 1948). La iconografía asociada con estas deidades se vincula al centro de Mesoamérica y se ha relacionado con el apogeo del Estado tolteca durante el Posclásico. No obstante, queda pendiente precisar quiénes fueron los productores de esa loza. Cobean (2007: 68) propuso que el Soconusco fungió como una provincia tolteca en la que los pipiles fueron los probables productores del Tohil Plumbate. A decir de Cobean, “en el centro de El Salvador, Fowler ha excavado sitios pipiles del Posclásico temprano que tienen muchas semejanzas con Tula en su arquitectura, planeación e iconografía. Estos sitios tienen cerámica doméstica muy parecida a tipos del complejo Tollan” (ídem).

Estas hipótesis no parecen descabelladas a la luz de los hallazgos de Diehl a principios de los años setenta (Diehl et al., 1974). En la unidad 3 del complejo residencial El Canal, ubicado al norte del recinto de Tula, se recuperó dentro de un bloque de adobes alineados una ofrenda de cinco vasijas tipo Plumbate (figs. 1- 5) y cuatro Nicoya Policromo (figs. 6- 8. Cobean, 1990: 481). Las primeras cinco consisten en pequeñas jarras y una vasija efigie en forma de ave. Las vasijas restantes provienen de la Península de Nicoya, Costa Rica, aunque también son frecuentes en la zona de El Salvador(1). De estas cuatro, “la más espectacular es un cajete trípode con varios pájaros estilizados pintados (probablemente papagayos), en una banda horizontal alrededor del exterior de la vasija” (idem: 488). Las restantes vasijas Nicoya Policromo consisten en dos vasos cilíndricos y uno globular.

  • P22-1
    Figura 1
    Una de las cinco vasijas tipo Plumbate encontradas en el complejo residencial de El Canal, Tula, en el estado de Hidalgo.
    Alto: 11.5 cm 
    Diámetro: 10.3 cm

    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • P22-2
    Figura 2
    Una de las cinco vasijas tipo Plumbate encontradas en el complejo residencial de El Canal, Tula, Hidalgo.
    Alto: 11 cm 
    Diámetro: 10.6 cm

    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • P22-3
    Figura 3
    Una de las cinco vasijas tipo Plumbate encontradas en el complejo residencial de El Canal, Tula, Hidalgo.
    Alto: 10 cm 
    Diámetro: 10.1 cm

    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • P22-4
    Figura 4
    Una de las cinco vasijas tipo Plumbate encontradas en el complejo residencial de El Canal, Tula, Hidalgo.
    Alto: 10.5 cm 
    Diámetro: 9.3 cm

    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • P22-5
    Figura 5
    Vasija efigie en forma de ave tipo Plumbate encontrada en el complejo residencial de El Canal, Tula, Hidalgo.
    Alto: 10.1 cm
    Diámetro: 11.2 cm

    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • P22-6
    Figura 6
    Una de las cuatro jarras tipo Nicoya Policromo encontrada en el complejo residencial de El Canal, Tula, en el estado de Hidalgo.
    Alto: 15.1 cm 
    Diámetro: 10 cm 

    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • P22-7
    Figura 7
    Una de las cuatro jarras tipo Nicoya Policromo encontrada en el complejo residencial de El Canal, Tula, Hidalgo.
    Alto: 13.8 cm 
    Diámetro: 9 cm

    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • P22-8
    Figura 8
    Una de las cuatro jarras tipo Nicoya Policromo encontrada en el complejo residencial de El Canal, Tula, Hidalgo.
    Alto: 14.5 cm
    Diámetro: 9 cm

    Fotografía: Archivo Digital MNA

Las vasijas Nicoya Policromo de la unidad El Canal en Tula son hasta el momento las únicas recuperadas en la antigua ciudad. Lo anterior evidencia la jerarquía de los habitantes de la unidad residencial. Incluso cabe la posibilidad de que los habitantes de esa unidad doméstica hayan provenido de tierras centroamericanas y que esas vasijas hayan sido un reflejo de su identidad cultural.

Respecto de la cerámica Plumbate, esta loza es recurrente en el recinto urbano e incluso en las áreas rurales de control tolteca (Cobean y Mastache, 1999). Ello demuestra que si bien el Plumbate fue un producto de importación tolteca, se trató de un bien exótico accesible para diferentes actores sociales, tanto urbanos como rurales. Por otro lado, se ha postulado que las vasijas plomizas, en especial las jarras y los vasos, fueron empleadas para beber chocolate. Como sabemos, el chocolate fue elaborado con granos de cacao del Soconusco. Es por ello que Diehl y colaboradores (1974: 187) sostienen que las vasijas de la ofrenda de El Canal sirvieron para beber el líquido ritual, en tanto que el cajete, para almacenar granos de cacao.


(1) “Tohil Plumbate, algunos tipos de Policromo Nicoya y Anaranjado Fino X, aparecen por lo común juntos en sitios del Postclásico Temprano en gran parte del norte de América Central, incluyendo Honduras y El Salvador (…) Es probable que las cuatro vasijas Policromo Papagayo llegaran a Tula a través del mismo sistema de intercambio o tributo por el que llegaba el Plumbate y el cacao” (Cobean, 1990: 488).

Fuentes consultadas:

Cobean, Robert
1990  La cerámica de Tula, Hidalgo. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México. 

2007  La alfarería tolteca. En La producción alfarera en el México antiguo IV, coordinado por Beatriz Merino y Ángel García Cook, pp. 57-75, Instituto Nacional de Antropología e Historia, México. 

Cobean, Robert y Guadalupe Mastache
1999  Tepetitlán. Un espacio doméstico rural en la región de Tula. Instituto Nacional de Antropología e Historia, University of Pittsburgh, México, Pittsburgh.  

Diehl, Richard, Roger Lomas y Jack T. Wynn
1974  Toltec trade with Central America. New light and evidence. Archaeology 27(3): 182-187.

Lee, Thomas
1978  The origin and development of Plumbate pottery. Revista Mexicana de Estudios Antropológicos 24(3): 287-300.

Shepard, Ann
1948  Plumbate. A Mesoamerican trade ware. Carnegie Institution of Washington, Washington.