PIEZA DEL MES ARQUEOLOGÍA

MAYO 2021

HOME / PUBLICACIONES / PIEZA DEL MES / Vasija de mujer huasteca

Vasija de mujer huasteca


Desde tiempos remotos, cada época y cada región ha tenido diferentes conceptos de la moda y la belleza, pero es una constante que el ser humano siempre ha buscado mejorar su apariencia usando adornos, vestimentas, peinados y transformando su cuerpo, según la clase social a la pertenece o la sociedad en la que se desenvuelve.

Los vestigios materiales que han dejado las diferentes sociedades nos permiten conocer sus costumbres y cánones de belleza. Un ejemplo es esta hermosa vasija que representa a una mujer huasteca con deformación craneal tabular erecta y peinado de raya en medio y cabello muy restirado a ambos lados de la cabeza. Tiene los lóbulos de las orejas perforados para el uso de orejeras. Su rostro está decorado con pintura, al igual que su torso desnudo. Era usual entre las mujeres de las regiones cálidas del México prehispánico llevar el busto desnudo y engalanado con pinturas o tatuajes.

Las vasijas antropomorfas huastecas, tanto femeninas como masculinas, muestran pinturas corporales que tienen apariencia de un peto, por lo que podría tratarse de vestimentas simbólicas. Se han encontrado formando parte de ajuares funerarios, por lo que algunos investigadores han propuesto que estos “petos” tenían un simbolismo funerario. En este caso, la pintura representa grecas y una serie de chalchíhuitl o piedras preciosas, símbolo del agua benéfica para las cosechas. La mujer está sentada sobre sus piernas flexionadas, tiene el vientre abultado y el ombligo muy dilatado, posiblemente señalando su avanzado embarazo. Estas vasijas antropomorfas femeninas con muestras de embarazo, posiblemente estén relacionadas con el culto a la diosa de la Tierra, simbolizando la fecundidad, tanto de la tierra como de la humanidad.

Dra. Laura del Olmo Frese

Subdirección de Arqueología, MNA