Máscara de Señor Judío


Esta máscara representa a Pilatos o Señor Judío, entidad que personifica el mal en la cosmovisión otomí; junto con el Diablo, dirige un grupo de seres del inframundo y de los “aires malignos”, con los que castiga a los humanos por sus conductas inaceptables y envía enfermedades catalogadas como “sustos”, además de padecimientos cutáneos. Es utilizada por personas que participan en las danzas del carnaval. Con ella se cubren el rostro y adquieren temporalmente los rasgos y atributos de la entidad.

En esa fiesta se venera al Diablo, y a los espíritus de los aires malignos, con el fin de contrarrestar sus efectos negativos hacia las personas del pueblo y encauzar sus acciones hacia el equilibrio del universo que posibilita los beneficios para la salud, la actividad agraria, la seguridad social y la prosperidad económica. El ritual incorpora ofrendas de alimentos, bebidas, copal, velas, flores y sobre todo música y danzas. Las plegarias y oraciones son el recurso de comunicación con esas entidades sagradas, cuyo carácter ambivalente tiene la facultad de actuar entre el bien y el mal: dan beneficios y los quitan, protegen y dañan. Por ello, es conveniente calmar su ira y mantenerlas contentas para obtener su tutela.

El carnaval (celebrado conforme a las fechas de la liturgia católica) está vinculado con el calendario agrario, la fiesta de la regeneración del paisaje natural y el ciclo del cultivo del maíz de la “época de secas”. Por su parte, el culto de los muertos cierra el ciclo de la temporada del maíz de la  “época de lluvias”. Ambas celebraciones están correlacionadas y sus simbolismos se vinculan con el ciclo de la vida y la fertilidad.

En las fiestas del carnaval otomí se crean interacciones que muestran la construcción de la identidad étnica en confrontación con lo mestizo, por lo que representa una manifestación ambivalente del proceso de dominación. El carnaval es entonces una fiesta a través de la cual se reafirma la tradición y se representan los hechos míticos, sucesos históricos, acciones sociales, críticas políticas y burlas de los problemas cotidianos.

Mtro. Arturo Gómez
Curador- Investigador MNA

 

Nombre: Máscara de Señor Judío

Procedencia: Ixtololoya, municipio de Pantepec, Puebla, México.

Materiales: Madera de pemuche o colorín (Erithrina Americana) y pinturas de acrílico de color rojo, negro y dorado.

Técnica: Tallado, vaciado, pulido y policromado.

Tema/ iconografía: Personaje que representa a Pilatos, también llamado Judío. Los nombres están inspirados en los textos bíblicos católicos, aunque en la actualidad tienen asociaciones con la deidad de la tierra y del carnaval llamado Tzithú o Damanztó (el devorador de los humanos), también relacionado con el Diablo.

Dimensiones: 36.0 cm x 19.0 cm

Esta pieza es parte de la Colección Etnográfica del Museo Nacional de Antropología. INAH.

  • SJ1
    Máscara de Señor Judío. Colección de Etnografía del MNA- INAH. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • SJ2
    Altar de Tzithú, Señor de la Tierra y del carnaval. 
    Fotografía: Arturo Gómez. 2010. Jonotal Progreso, Municipio de Ixhuatlán de Madero, Veracruz, México.
  • SJ3
    Máscara de Diablo con ofrendas de comidas y cigarros. Ceremonia ritual de las máscaras. 
    Fotografía: Arturo Gómez. 2011. Cruz Blanca, Municipio de Ixhuatlán de Madero, Veracruz, México.
  • SJ4
    Danzante personificado como Diablo realizando una “limpia” para capturar y retirar el mal. Ceremonia de clausura del carnaval.
    Fotografía: Arturo Gómez. 2011. Cruz Blanca, Municipio de Ixhuatlán de Madero, Veracruz, México