Efigies lacandonas:
del barro sagrado a la escultura lúdica y comercial


Un relato lacandón narra que Hach Ak Yum fue el creador del mundo, de todo lo existente, y que a su vez fue hecho por K´akoch, quien sembró una semilla de la cual salió el primero. Hach Ak Yum creó después gente de barro con dientes de granos de maíz, pero ésta murió más tarde. La población actual surgió finalmente de una persona de barro que se juntó con otra proveniente de la Ceiba.

Los lacandones contemporáneos no han olvidado su origen, aunque cada uno lo cuente distinto. Sus rituales religiosos y sus actividades cotidianas revelan claramente esa estirpe mítica, así como la vinculación esencial que existe entre sus dioses y la materia sagrada. Kayum, dios del canto y del baile, es un tambor elaborado con barro, al igual que las ollas ceremoniales (deidades) y braseros (sahumadores muertos). 

En décadas recientes, los lacandones han utilizado el barro para diseñar pequeñas figuras antropomorfas, tanto de niños como de ancianos, las cuales suelen aparecer ataviadas con la indumentaria tradicional masculina (túnica de algodón), mientras que otras representan aves montadas por humanos. Las más antiguas evidencian los rasgos estilísticos de las figuras que caracterizaron a sus deidades, en tanto que las actuales han empezado a incorporar nuevos rasgos y materiales que hablan de los evidentes cambios que se han generado recientemente en su cultura. Ambas no dejan de documentar, sin embargo, las singularidades de un grupo cuyo ethos se forjó durante siglos en el proceso de adaptación y domesticación de la selva, los ríos y las lagunas.

Dr. Miguel Ángel Rubio
Curador-Investigador MNA

 

Estos objetos pertenecen a la colección expuesta en la sala Mayas de la planicie y las selvas del MNA.

 

Nombre: Muñecos lacandones

Grupo étnico: Lacandón, caribe o jach wíinick

Procedencia: Selva lacandona, Chiapas, México

Técnica: Muñecos de arcilla cocida y encalada. Dos de ellos vestidos con tela de algodón tejido y otro con tela industrial

Material: Arcilla, algodón y fibras industriales

Descripción: Efigies que representan a hombres viejos que visten el antiguo atavío lacandón, con los brazos extendidos hacia los lados; dos de ellos se muestran en posición vertical y uno en posición sedente. Destacan sus pronunciados rasgos faciales.  

Dimensiones: 12.0 x 12.5 cm; 11.0 x 17.0 cm; 11.0 x 16.4 cm

  • EL1
    Efigie lacandona.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • EL2
    Efigie lacandona.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • EL3
    Efigie lacandona.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • EL4
    Caribes, jach wiinik o lacandones.
    Fotografía: Fototeca de la Subdirección de Etnografía del MNA
  • EL5
    Del barro surgieron los dioses y los hombres. 
    Fotografía: Fototeca de la Subdirección de Etnografía del MNA. 
  • EL6
    Antiguas representaciones humanas. 
    Fotografía: Fototeca de la Subdirección de Etnografía del MNA. 
  • EL7
    Sahumadores sagrados.
    Fotografía: Fototeca de la Subdirección de Etnografía del MNA.
  • EL8
    Ceremonias para los dioses. Cada año se despedía a los sahumadores muertos y se consagraba a los nuevos. 
    Fotografía: Fototeca de la Subdirección de Etnografía del MNA.
  • EL9
    Las familias habitan en caribales, grupos de casas gobernadas por autoridades tradicionales. 
    Fotografía: Fototeca de la Subdirección de Etnografía del MNA.
  • EL10
    El balché, las resinas aromáticas, los puros y las bebidas de maíz son elementos fundamentales de las ofrendas. 
    Fotografía: Fototeca de la Subdirección de Etnografía del MNA.