El Pilato: Rostro de la canícula


La danza de Santiagueros fue introducida en el Totonacapan durante la época colonial para conmemorar la victoria en España del santo Santiago y el cristianismo sobre los moros y el Islam. Con el paso de los siglos, los campesinos totonacos adecuaron su sentido y coreografía para representar la batalla anual de la planta de maíz frente a la canícula, o sequía intraestival, que en julio y agosto amenaza las cosechas.

El Pilato y su negra máscara encarnan la canícula, mientras que Santiago y su caballo dan cuerpo a la nube y vientos blancos que desde el mar traen la añorada lluvia. La lucha que sostienen el inclemente sol y la protectora nube tiene como desenlace la muerte de Pilato y el consecuente término de la sequía a manos de Santiago. En este drama agrario la planta de maíz se representa como un niño de corta edad, Gallinchi, quien a lo largo de la gesta se agazapa y lucha junto a su protector Santiago. Detrás del rostro negro y barbado de Pilato persiste el milenario temor campesino de que el viento se retire y el sol se plante. 

 

Mtro. Leopoldo Trejo
Curador- Investigador MNA

 

 

Nombre: El Pilato, traje de personaje. 

Grupo étnico: Tutunaku/ Totonaca

Procedencia: Ceiba Chica, Pantepec, Puebla, México

Compuesto de: Textiles: Pantalón y camisa de algodón blanco industrial cosidos a máquina.
Pantalón y capa rojos: tela de algodón industrial con listones de acetato. Cosido a máquina.

Sombrero de palma industrial forrado con papel revolución. Sobre el forro de papel se cosen hilos de mecate de fibra natural.

Máscara de madera de cedro blanco labrado. La pintura negra es de aceite y el área de ojos, cejas y dientes se resalta con papel de aluminio pegado con resistol blanco. El cabello y la barba son de mecate de fibra natural.

Escudo de piel (chimalh) de vaca curtido con sal y secado al sol.

Machete industrial. 

 

Este objeto corresponde a la colección Totonaca del Acervo de Etnografía del MNA.

  • PRC1
    El Pilato, personaje de la Danza de Santiagueros.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • PRC2
    Detalle lateral derecho.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • PRC3
    Detalle capa.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • PRC4
    Detalle lateral izquierdo.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • PRC5
    Escudo de piel (chimalh) de vaca curtido con sal y secado al sol. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • PRC6
    Sombrero de palma industrial forrado con papel revolución. Sobre el forro de papel se cosen hilos de mecate de fibra natural.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • PRC7
    Máscara de madera de cedro blanco labrado. La pintura negra es de aceite y el área de ojos, cejas y dientes se resalta con papel de aluminio pegado con resistol blanco. El cabello y la barba son de mecate de fibra natural.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • PRC8
    La máscara y el caballo que dan cuerpo a Pilatos y a Santiago son objeto de ofrenda una noche antes.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2013.
  • PRC9
    Santiago y su caballo son la nube blanca que trae la lluvia buena.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2013.
  • PRC10
    El Pilatos  encarna a la canícula, periodo de sequía que durante la época de lluvias pone en riesgo a las milpas.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2013.
  • PRC11
    El Gallinchi es representado por un niño quien hace las veces de la planta de maíz  cuya vida está en riesgo por la canícula.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2009.
  • PRC12
    Encabezados por su Capitán, los soldados del Pilatos harán la guerra a Santiago y Gallinchi.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2009.
  • PRC13
    Derrotados sus soldados a manos de Santiago y Gallinchi, Pilatos “guerrea” contra la “nube blanca”.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2013.
  • PRC14
    La danza no es juego ni la batalla metáfora. El escudo de Pilatos lleno de la sangre vertida durante la pelea.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2009.
  • PRC15
    Momento en que Pilatos se rinde ante Santiago.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2009.
  • PRC16
    Muerto a manos de Santiago y Gallinchi, Pilatos es cortado en pedazos.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2009.
  • PRC17
    Pilatos muerto es cargado por su ejército vencido.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2009.
  • PRC18
    Después de varias horas sin descanso, los danzantes se toman un respiro mientras llega el amanecer.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2009.
  • PRC19
    Cuando la verdadera muerte alcanza a un danzante, sus compañeros lo custodian y resguardan hasta el momento de la última despedida.
    Fotografía: Leopoldo Trejo, Pantepec, Puebla, México, junio 2010.