Vasija de alabastro

 

Entre 1962 y 1963, César Sáenz excavó la Pirámide de las Serpientes Emplumadas de Xochicalco, Morelos. La cala inició desde la parte superior del edificio. Aproximadamente a los cinco metros de profundidad, sobre un piso de estuco, se encontró la Ofrenda 1, que consistía en una vasija de alabastro rota, conchas spondylus y un caracol marino esgrafiado. También se hallaron dos cajetes de barro, dos placas de piedra verde y un disco de piedra fragmentado con una capa de óxido.   

La vasija de alabastro tiene paredes rectas y tres soportes sólidos cilíndricos. El ejemplar está decorado con una capa de estuco sobre la cual se elaboró una pintura al fresco que representa un ave exótica descendente –probablemente un quetzal– que apoya la cabeza sobre un glifo; a decir de algunos estudiosos, esta imagen guarda semejanzas con algunos bajorrelieves de la pirámide de las Serpientes Emplumadas.

El ave de la vasija nos recuerda a las aves de rapiña en actitudes descendentes plasmadas en algunas almenas de Xochicalco. En épocas más tardías, el penacho decorado con un ave descendente fue uno de los atributos de la deidad nahua Xiuhtecuhtli, asociada con el fuego y los gobernantes. En Tula, por ejemplo, ese motivo está presente en los tocados de los dignatarios representados en los pilares de la pirámide de los atlantes. Por ello, es factible que el ave plasmada en el vaso de alabastro haya cargado este mensaje en Xochicalco, aunque los contenidos simbólicos pueden cambiar con el devenir del tiempo.

 

Dr. Stephen Castillo Bernal
Curador-investigador MNA

  • VA1
    En este plano se muestra la ubicación de la Pirámide de las Serpientes Emplumadas en la Plaza Ceremonial de Xochicalco, Morelos. 
    Reprografía tomada de: Hirth, Kenneth (coord.) 2006 Obsidian Craft Production in Ancient Central Mexico, University of Utah Press, Salt Lake City, p. 244.
  • VA2
    irámide de las Serpientes Emplumadas vista desde su fachada sur. Sus dimensiones son: 18.6 m de este a oeste y 21 m de norte a sur. 
    Fotografía: Norberto González 
    Reprografía tomada de: Garza Tarazona, Silvia y Norberto González Crespo. 1998 La Pirámide de las Serpientes Emplumadas. Arqueología Mexicana V(30): 22-25, p. 24.
  • VA3
    Detalle de la vasija que muestra la decoración que consiste en un ave descendente que apoya su cabeza sobre un glifo. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA 
  • VA4
    Caracol esgrafiado con grecas y círculos hallado junto con la vasija de alabastro. Forma parte de la colección del MNA. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA 
  • VA5
    Además de la vasija y el caracol spondylus, se encontraron dos cajetes trípodes de barro anaranjado "B" y dos pendientes de piedra verde. 
    Reprografía tomada de: Sáenz, César. 1963 Exploraciones en la Pirámide de las Serpientes Emplumadas, Xochicalco. Revista Mexicana de Estudios Antropológicos 19: 7-25, lámina 3.
  • VA6
    Ofrenda 1 in situ. La vasija de alabastro se encontraba rota al momento de su hallazgo. 
    Reprografía tomada de: Sáenz, César. 1963 Exploraciones en la Pirámide de las Serpientes Emplumadas, Xochicalco. Revista Mexicana de Estudios Antropológicos 19: 7-25, foto 4. 
  • VA7
    Trabajadores en la trinchera de excavación de la pirámide. 
    Reprografía tomada de: Sáenz, César. 1963 Exploraciones en la Pirámide de las Serpientes Emplumadas, Xochicalco. Revista Mexicana de Estudios Antropológicos 19: 7-25, foto 3.