Indumentaria ceremonial de concha del Templo de la Serpiente Emplumada

 

Esta insignia ritual fue portada por un individuo, que junto con otros 200 personajes sacrificados y excepcionales objetos, constituyeron el Complejo entierro-ofrenda del Templo de la Serpiente Emplumada en el sitio arqueológico de Teotihuacan, Estado de México. En 1988 fue hallada en una fosa de tepetate al interior del basamento piramidal mencionado, como parte del Entierro 6a, fosa 4, capa 16a, lo cual corresponde al periodo Miccaotli (ca. 150 d.C.). Con estos entierros-ofrenda se conmemoró un evento importante en la historia de la antigua ciudad, tal como la consagración del inicio de la construcción de este monumento, el inicio de una nueva era, o la celebración de acceso de un gobernador poderoso, como lo indica la iconografía de la fachada principal del templo.

Los pendientes rectangulares de apariencia rojiza localizados en el bloque central de esta prenda están manufacturados con valvas de la especie Spondylus princeps procedentes del Océano Pacífico. Con la especie caribeña Turbinella angulata se elaboraron los pendientes en forma de molares humanos y de cánidos para reproducir los maxilares.

Las piezas que integran este objeto fueron cosidas a un textil para confeccionar una insignia de rango o poder con connotaciones rituales. Las reproducciones de maxilares estaban incrustadas sobre una base de material orgánico, probablemente madera.

Dr. Saburo Sugiyama
Co-director del proyecto Pirámide de la Luna 1998-2005, INAH
Universidad de la Prefectura de Aichi, Japón / Arizona State University

  • ICC1
    Fachada general del Templo de la Serpiente Emplumada. 
    Fotografía: Saburo Sugiyama, ©Proyecto Templo de Quetzalcóatl 1988-89
  • ICC2
    El marco rojo muestra la ubicación del Templo de la Serpiente Emplumada. En el ángulo inferior izquierdo está la Pirámide de la Luna. 
    Reprografía tomada de: Millón, René. 1973. Urbanization at Teotihuacan. 2 vols. University of Texas Press, Austin, fig. 6b. 
  • ICC3
    El recuadro en rojo muestra la ubicación del Entierro 6 al cual pertenece el personaje que portaba el pectoral. 
    Fotografía: Saburo Sugiyama, ©Proyecto Templo de Quetzalcóatl 1988-89.
  • ICC4
    Dibujo general del Entierro 6 compuesto de nueve individuos a quienes los maniataron hacia atrás. Además se aprecian otros elementos que conforman las ofrendas, como puntas de proyectil y excéntricos de obsidiana, discos de pizarra y cuentas de concha.
    Dibujo por Oralia Cabrera, ©Proyecto Templo de Quetzalcóatl 1988-89.
  • ICC5
    Fotografía de un personaje del Entierro 5H que porta un pectoral muy similar al que nos ocupa.
    Fotografía: Saburo Sugiyama, ©Proyecto Templo de Quetzalcóatl 1988-89.
  • ICC6
    Fotografía del Entierro 5E in situ. De la misma forma, el personaje porta un pectoral de concha.
    Fotografía por Saburo Sugiyama, ©Proyecto Templo de Quetzalcóatl 1988-89.
  • ICC7
    Estos son unos ejemplos de los excéntricos de obsidiana encontrados en esta ofrenda. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • ICC8
    Valvas de la especie Spondylus princeps procedentes del Océano Pacífico. Los elementos del pectoral en tonos rojizos fueron elaboradas con este material.
    Imagen tomada de: http://institutonazca.org/es/spondylus-princeps-features-a-small-attachment-area-whereas-spondylus-calcifer-can-be-found-attached-to-boulders-and-rocks-with-the-whole-left-valve/
    ©Instituto Nazca
  • ICC9
    Concha de la especie Turbinella angulata que constituyó la materia prima para la elaboración de las piezas en forma de molares humanos y de cánidos. 
    Imagen tomada de: http://www.jacksonvilleshells.org/tangulj.htm