Traje de los Parachicos


La población de Chiapa de Corzo venera diversos santos durante casi todo el año. La festividad más importante es la Fiesta Grande, que se realiza del 8 al 24 de enero. En ella interviene un personaje conocido como el Parachico, que se multiplica por cientos durante ese periodo. Su significado es incierto y su origen es tan antiguo como la fiesta misma, pero alude a los milagros de san Sebastián y el Cristo de Esquipulas. Los parachicos se organizan en torno a un “patrón”, reconocido por ellos como máxima autoridad y responsable de organizarlos, mantener la tradición y seguir el ritual. Hoy el cargo vitalicio lo ocupa el señor Rubisel Gómez Nigenda. Se tiene noticia de que 20 patrones lo han precedido. Los parachicos son tan importantes en Chiapa de Corzo que el 16 de noviembre de 2010 la UNESCO los inscribió en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por su música, danzas y ritual.

Los parachicos se reúnen en la casa del patrón antes de iniciar la procesión. Ahí se preparan espiritualmente para transformarse: se colocan con gran respeto la vestimenta, oran y van en procesión a la plaza: todos los días que dura la festividad recorren las calles tocando su chin chin o sonaja.


Mtra. María Eugenia Sánchez
Curador- investigador MNA

Nombre: Traje de los parachicos

Grupo étnico: Chiapanecos

Procedencia: Chiapa de Corzo, Chiapas, México

Materiales: Satín, lentejuela, madera, ixtle, algodón, fruto vegetal y acrilán.

Técnica: Bordado, tejido en telar de pedal, tejido y pintura.

  • LP1
    Traje de parachico.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • LP2
    Lateral derecho.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • LP3
    Posterior.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • LP4
    Lateral izquierdo.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • LP5
    Parachicos: los distingue su vestimenta, portan una máscara, montera, chalina, sarape, chin chin, listones y pañuelo. De acuerdo a la leyenda, son los bailarines que distrajeron al hijo de Doña María Angulo, ahora convertidos en  Parachicos. En estos días se escucha música interpretada con marimba o con tambor y flauta de carrizo; también se oyen cohetes que anuncian que los chiapacorceños están de fiesta. 
    Fotografía: Arturo Gómez, Chiapa de Corzo, Chiapas, México, 2016. 
  • LP6
    La máscara: En la elaboración de la máscara se emplea madera de cedro, raíz de álamo, jobo y guanacaste, se talla y se le da forma de trapecio, se marcan los trazos básicos y se inicia la talla, se pule; el artesano tarda hasta tres meses para labrarla.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • LP7
    Chin chin: Es una sonaja que elaboran los artesanos con la técnica de maque, para ello utilizan un fruto llamado morro, aceite de axe, que proviene de un insecto y tizante. Se decoran con flores formadas con la yema de los dedos.
    Fotografía: Archivo Digital MNA.
  • LP8
    Los chuntas: Son hombres vestidos de mujer, por la noche del día 8 recorren las calles anunciando que ya inició la fiesta, siempre lo hacen con alegría y júbilo. De acuerdo a la leyenda de Doña María Angulo, representan a las sirvientas que daban regalos a los habitantes.
    Fotografía: María Eugenia Sánchez, Chiapa de Corzo, Chiapas, México, 2013.
  • LP9
    San Sebastián: El último día de la fiesta se hace entrega de la imagen de San Sebastián al nuevo mayordomo o “prioste”, quien durante un año se hará cargo de ella. La ceremonia se realiza en la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, se oficia una liturgia donde la comunidad y los parachicos le agradecen haberles permitido participar otro año.
    Fotografía: Arturo Gómez, Chiapa de Corzo, Chiapas, México, 2016. 
  • LP10
    Chiapanecas: En esta fiesta las mujeres lucen hermosos trajes de tul bordados a mano, los cuales portan con alegría y orgullo. Ellas acompañan a los parachicos en su recorrido.
    Fotografía: Arturo Gómez, Chiapa de Corzo, Chiapas, México, 2106.
  • LP11
    Enramadas: Son ofrendas que las personas entregan a los santos venerados, para agradecer las buenas cosechas obtenidas. Se elaboran en una estructura de bambú, adornadas con hojas de tempisque, fruta, roscas de pan, dulce y se cuelgan frente al altar. 
    Fotografía: María Eugenia Sánchez, Chiapa de Corzo, Chiapas, México, 2016.