Expresiones funerarias en la Cultura Bolaños

 



La máscara mortuoria de Cañon de Bolaños representa una versión local de Tláloc: el hombre-tigre-serpiente (se hace tigre cuando la serpiente exterioriza sus dientes) y es una de las expresiones funerarias de la cultura Bolaños. El colgante tiene el cuerpo curvado y muestra lo que quizá sean las escamas de la serpiente o gotas de agua; adornado con representaciones de chalchihuitles o flores, como lo han señalado anteriormente otros investigadores terminando el remate de la cola con dos conchas. La cabeza de la serpiente exhibe un ojo con un posible caracol; tiene lengua bífida, barbas y tocado con dos bandas rematadas por una serie de barras verticales que podrían significar chorros de agua y dos plumas que enmarcan el tocado. Esta relación sacra entre el agua, su brote desde el cerro y los restos humanos asociados a la máscara en cuestión muestran un amplio corpus iconográfico, cosmogónico e ideológico asociado a la muerte entre los habitantes de Bolaños.

 

Dra. María Teresa Cabrero García*
Instituto de Investigaciones Antropológicas, UNAM

  • EFB1
    Localización geográfica de la Cultura Bolaños 
    Imagen tomada de: Cabrero, María Teresa. 2005 El Hombre y sus instrumentos en la cultura Bolaños. 2005. IIA/UNAM.
  • EFB2
    Sitio de El Piñón. El paisaje natural y ocupacional de las barrancas y valles creaba las condiciones para la comunicación y convivencia en espacios de vida, habitación y muerte, tumbas de tiro.
    Fotografía: Carlos López Cruz. Fondo personal María Teresa Cabrero.
  • EFB3
    El sitio de El Piñón era el centro regional que regía a los demás sitios de la Cultura Bolaños. Dentro de sus espacios habitacionales ubicaron sus tumbas de tiro.
    Dibujo: Carlos López Cruz. Fondo personal María Teresa Cabrero.
  • EFB4
    El Sitio de Pochotitán es una de las aldeas que se dedicaba a abastecer las caravanas de comerciantes que atravesaba la ruta de intercambio en la región de Bolaños y dónde se descubrió un taller de concha, otro de los sitios, el Piñón, confirmó la presencia de ofrendas de concha localizadas en entierros de personas de alto rango lo que llevó a proponer que los habitantes de Bolaños consideraban a esta materia prima como un producto de distribución diferencial con implicaciones simbólicas dentro de la religión.
    Dibujo: Carlos López Cruz. Fondo personal María Teresa Cabrero.
  • EFB5
    Los espacios funerarios de las tumbas de tiro, en general, han sido considerados como la morada de los muertos, convirtiéndose así en un lugar de cambios dinámicos en donde los vivos de aquellas comunidades podían "comunicarse" con sus difuntos.
    Imágenes tomadas de: El Aguacate. Dibujo de Carlos López Cruz. Fondo personal María Teresa Cabrero; El Piñón. Izquierda Dibujo de Carlos López Cruz. Fondo personal María Teresa Cabrero y a la derecha Aedo Ángel,Carot Patricia,Faba Paulina, Hernández Verónica y Marie-Areti Hers. 2013. Miradas renovadas al Occidente indígena de México. IIE/UNAM, INAH, CEMCA.; Pochotitán. Hernández Verónica. 2013 Muerte y vida en la cultura de Tumbas de Tiro. En Aedo Ángel,Carot Patricia,Faba Paulina, Hernández Verónica y Marie-Areti Hers. 2013. Miradas renovadas al Occidente indígena de México. IIE/UNAM, INAH, CEMCA.
  • EFB6
    Para ejercer prácticas rituales las tumbas de tiro eran reabiertas, y  podían sumarse a estas ceremonias nuevos difuntos.
    Imagen tomada de: Corona Núnez, José. 1955 Tumba de El Arenal., Etzatlán, Jalisco, México. Dirección de Monumentos Prehispánicos-INAH.
  • EFB7
    Las redes y rutas de comercio del Cañon de Bolaños distribuyeron en un amplio territorio los productos de la costa del Pacífico.Las conchas llegaban como fragmentos sin ninguna alteración, y eran trabajadas en talleres dentro de la región de Bolaños.
    Imagen tomada de: Cabrero, María Teresa. 1998 Una ruta de intercambio comercial en la frontera septentrional mesoamericana.En Rattray, Evelyn (edit).Rutas de intercambio en Mesoamérica. IIA-UNAM.
  • EFB8
    Máscara funeraria con representación de Tláloc hombre-tigre-serpiente
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • EFB9
    Esta máscara fue elaborada con un mosaico de concha. Las cejas y los ojos se delimitaron con fragmentos de hueso humano y una ojiva de concha en su interior. El trabajo de restos óseos humanos para los atuendos funerarios no es único de esta área se tienen ejemplos de Teotihuacan, y otros centros del sureste de México.
    Fotografía: Carlos López Cruz. Fondo personal María Teresa Cabrero
  • EFB10
    Las cejas y los ojos se delimitaron con fragmentos de hueso humano y una ojiva de concha en su interior.
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • EFB11
    En la parte baja de la máscara se colocó un colgante de concha, que representa una serpiente con plumaje en la cabeza, lengua bífida y dientes. El cuerpo de la serpiente está decorado con chalchihuites, en los extremos muestra edificios de dos cuerpos, lleva dos montañas sagradas y dos conchas marinas.
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • EFB12
    La máscara lleva orejeras consistentes en una cuenta cuadrada y un colgante sobre ella de concha marina (Spondylus sp.) con una forma singular que posiblemente simbolizaba la morada de los muertos plasmado en los escalones invertidos.
    Fotografía: Archivo Digital MNA

*María Teresa Cabrero García es arqueóloga por la ENAH, con estudios de Maestría en Museología en ENCRyM, Churubusco, y  Doctorado en la UNAM. Es titular del proyecto “Arqueología de la Región de Bolaños”, el cual está vigente desarrollando los análisis de diversos materiales. Su línea de investigación se enfoca a Occidente y Norte de México.