Guerreros de Occidente



La tradición de las Tumbas de Tiro es una expresión cultural que se desarrolló desde el Preclásico tardío (200 a. C) hasta el Clásico temprano (400 d. C) en el Occidente mesoamericano, en los estados de Nayarit, Colima, Jalisco y Michoacán, además de una porción oriental de la Sierra Madre Occidental (Zacatecas). En ellas se depositaban difuntos de alto rango junto con ofrendas que facilitarían su tránsito al mundo de los muertos.

Entre los objetos ahí depositados sobresalen las vasijas y terracotas de barro, las primeras con los alimentos y líquidos requeridos para el largo viaje y las segundas con representaciones de animales, plantas y personas que tuvieron un vínculo con el difunto. Entre estas últimas ofrendas sobresalen las conocidas como guerreros, representaciones humanas en actitud defensiva. Estas figuras fueron interpretadas durante mucho tiempo como jugadores de pelota o guerreros, en virtud de que se encontraban en una actitud agresiva y con un objeto contundente en la mano. Desde los años 70 se han propuesto nuevas interpretaciones, como la que los considera chamanes que defienden al muerto contra las fuerzas sobrenaturales que encuentra en su camino. Estos personajes librarían batallas para asegurar que el alma del difunto llegue a su destino. Otros investigadores los han reconocido como parte de los complejos ceremoniales funerarios, en los cuales, además de las cualidades físicas y materiales de un guerrero, tienen la capacidad de ejercer esos atributos en el ámbito de los muertos.

Dra. María de los Ángeles Olay Barrientos*
Centro INAH Colima

  • GO1
    REGIONES DE OCCIDENTE
    El Occidente de México comprende una diversidad de paisajes geográficos regionales que albergaron diversas culturas prehispánicas. Parte de estos paisajes son la planicie costera de Sinaloa y Nayarit; los valles intermontanos en Nayarit; los valles, cuencas y paisajes fluviales que rodean al eje neovolcánico en Nayarit, Michoacán, Jalisco y Guanajuato, además de los cañones de Jalisco. También se incluye el litoral de Guerrero y su escarpado paisaje montañoso en el Noroeste.
    Fuente: Humboldt, Alejandro de. 2003. Atlas geográfico y físico del reino de la Nueva España. México: Siglo XXI, UNAM, IIB, Biblioteca Nacional.
    Reprografía: Biblioteca IIG-UNAM
  • GO2
    TUMBA DE TIRO
    Las tumbas de tiro son recintos mortuorios subterráneos que constan de un tiro o pozo vertical que se excavaba hasta cierta profundidad asegurando la dureza y consistencia del subsuelo para evitar posibles colapsos. Los tiros podían así conducir a una, dos e incluso tres cámaras.
    Fuente: Dibujo de Fernanda Aguilera (Archivo CHAC) basado en Cuevas, Ephraim y R. Pickering. 2004. "Caracterización de manchas de manganeso en artefactos prehispánicos del Occidente de México", en El antiguo occidente de México: nuevas perspectivas sobre el pasado prehispánico, editado por Eduardo Williams, Phil Weigand, Lorenza López y David Grove. México: El Colegio de Michoacán / Secretaría de Cultura de Jalisco, Foundation for the Advancement of Mesoamerican Studies, Inc. [en prensa]. 
  • GO3
    PLANTA DE LA TUMBA DE TIRO DE HUITZILAPA. DEPÓSITO Y OFRENDAS
    La tumba de Huitzilapa, localizada en el centro de Jalisco, fue descubierta en 1994. Esta fue la primera tumba de tiro que se encontró sellada, permitiendo por esta condición el estudio integral de su arquitectura y contexto. En su interior se encontraron 3 individuos en cada cámara con una rica ofrenda compuesta de conchas, esculturas, vasijas y jade. Uno de los personajes, al parecer era de alto rango.
    Imagen tomada de Townsend, Richard F (ed.).1998.
    Ancient West  Mexico. Art and archaeology of the unknown past.
    Chicago: The Art Institute of Chicago.  
  • GO4
    JALISCO
    La variabilidad de estilos en las figuras de Occidente es un reflejo de la propia diversidad de comunidades prehispánicas. Los formatos de Jalisco, como este, se caracterizan por su volumen. En este caso la figura representa a un guerrero sosteniendo un objeto en forma defensiva, porta gorro, orejeras, ajorcas y viste una coraza. La coraza es un tipo de indumentaria que ha sido identificada como parte de los atavíos de los jugadores de pelota.
    Cultura: Tradición Tumbas de Tiro
    Cronología: Clásico (200 a.C–600 d.C)
    Estilo Ameca- Eztatlán

    Fuente: Archivo Digital MNA
  • GO5
    JALISCO
    En esta figura hueca, el guerrero tiene un arma en una mano, y un escudo en la otra. Su indumentaria consiste en un tocado de banda frontal, atavío de nariguera, orejeras y collar;  y su vestimenta es un taparrabo. Porta una banda que cruza su torso.
    Cultura: Tradición Tumba de Tiro
    Cronología:  Clásico (200 a. C- 600 d. C)
    Estilo San Sebastián

    Fuente: Archivo Digital MNA
  • GO6
    NAYARIT
    Los ejemplares de Nayarit sobresalen por su policromía, aunque en la zona de Lagunillas también destaca la geometrización del personaje, con la que se obtiene mayor altura. En esta escultura hueca, el individuo lleva un atavío de jugador de pelota, porta orejeras y collar; y sostiene un mazo.
    Cultura: Tradición Tumbas de Tiro
    Cronología: Preclásico Superior (Clásico 200 a. C – 600 d. C)
    Estilo Lagunillas  “C”

    Fuente: Archivo Digital MNA
  • GO7
    NAYARIT
    En la polícromía de Nayarit, el estilo de figuras Ixtlán del Río destaca por la diversidad de motivos en la pintura facial, y corporal, a veces, recreando esta última las vestimentas de los personajes representados. En este caso fueron pintados el taparrabo y los protectores. El personaje está sentado y porta un mazo con sus dos manos. Su atavío es una nariguera de media luna, collar y orejeras.
    Cultura: Tradición Tumba de Tiro
    Cronología:  Clásico (200 a. C- 600 d. C)
    Estilo Ixtlán del Río

    Fuente: Archivo Digital MNA
  • GO8
    COLIMA
    Los guerreros de Colima se caracterizan por su proporción armónica y presentan una indumentaria formal que podríamos identificar como propias de un guerrero. Algunos investigadores hablan de investiduras de guerreros simbólicos con facultades chamánicas. Este personaje porta un escudo y al parecer un arma, en la otra mano. Su indumentaria se compone de nariguera, orejeras, ajorcas, y su vestimenta es un taparrabo, protecciones y un gorro.
    Cultura: Tradición Tumba de Tiro
    Cronología:  Clásico (200 a. C- 600 d. C)

    Fuente: Archivo Digital MNA
  • GO9
    CAÑÓN DE BOLAÑOS, JALISCO
    Figura hueca de la Cultura Cañón de Bolaños descubierta al interior de una vasija en una tumba de tiro colapsada. Se representó al guerrero sin vestimentas, sólo con pintura corporal roja y negro sobre bayo. Se pintó un atavío cruzado en su torso a modo de banda y ajorcas. Sostiene en el brazo izquierdo un escudo cuadrado con una doble voluta evocadora del aliento divino, y símbolo del día en la religión mesoamericana.
    Mapa tomado de Cabrero G., María Teresa. 2010. Los textiles recuperados en la cultura Bolaños, Jalisco. Arqueología Iberoamericana , 7 (2010), 39–51. En http://www.laiesken.net/arqueologia/
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • GO10
    RELACIÓN DE MICHOACÁN, LÁMINA II
    Durante el Posclásico, el señorío Tarasco extendió territorialmente su reino a través de una consolidada jerarquía de guerreros. En esta lámina se ve una ejecución pública de gente de la comunidad que dejó de ofrendar a la deidad Curicaueri. Se observan una serie de personajes, entre ellos el capitán general o guerrero principal, bajo el petámuti o sacerdote mayor.
    Fuente:Facsimilar de Relación de Michoacán. Biblioteca Nacional de Antropología e Historia 
  • GO11
    GENEALOGÍA DEL TRONCO REAL PURÉPECHA, LÁMINA DEL CÓDICE PLANCARTE
    “Y peleaban con arcos y flechas y porras, y con unos palos a forma de espadas, con muchas navajas por los cantos.”( Relación de Acámbaro, RGM 1987: 64)
    “Sus armas eran macanas de palo, que unos son a manera de clavas y otras, como espadas anchas;  y lo que más usaban eran arcos y flechas” (Relación de Patzcuaro, RGM 1987: 200).

    Fuente: Facsimilar de Apéndice del Boletín del Museo Nacional de Antropología, tomo I, 1904. Lámina VXLI. Biblioteca Nacional de Antropología e Historia. 

* María de los Ángeles Olay Barrientos es Licenciada en Arqueología por la Escuela Nacional de Antropología e Historia y Doctora en Antropología por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), actualmente es la titular del Proyecto Comala, INAH.