Evidencias etnográficas y arqueológicas del K’uilichi Ch’anakua / A. Olmos Curiel



Mtro. Alejandro Olmos Curiel*
Estudiante de doctorado en Arqueología, ENAH

 

Evidencias etnográficas

Yo cuando comencé a conocer el juego, incluso me llegaron a comentar los ancianos del pueblo que este era el juego del diablo. (Aureliano Soto, 2006)

El juego genera códigos, principios y valores sociales; también educa, entretiene, apasiona, forma y transforma al hombre. Nuestra inclinación a las actividades lúdicas es un fenómeno social e histórico que genera y preserva cierta cultura material. México cuenta con una enorme variedad de juegos autóctonos y tradicionales; una clase de ellos son los llamados de azar y destreza mental. En Michoacán hay una tradición arraigada de tres tipos de éstos juegos en comunidades purhépecha relacionados con vestigios arqueológicos. En esta oportunidad dejo de lado el caso del juego tembeni iumu de la Ciénega de Zacapu y el Lago de Pátzcuaro, así como el del ʻpalilloʼ del Lago de Cuitzeo. En búsqueda de nuevas hipótesis de estudio, me concentro en presentar de forma amplia la evidencia etnográfica del k’uilichi ch’anakua practicado en la Meseta Alta, a la par actualizo la información sobre recientes descubrimientos en la región (*1) (ver figs. 1 y 2) .

 

Leer versión integral

 

Alejandro Olmos Curiel obtuvo el título de licenciado en Filosofía por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo en 2007, con la tesis, El origen minoico de los paradigmas griegos. Es maestro en Arqueología por El Colegio de Michoacán, periodo 2008-2010, con la tesis Los petrograbados de Tzintzuntzan Michoacán: un sistema de comunicación gráfica. Actualmente es alumno de doctorado en arqueología, periodo 2012-2015, en la Escuela Nacional de Antropología e Historia con el proyecto de investigación Imágenes primarias en la cultural material de Michoacán durante el periodo Posclásico. Ha ganado la beca del Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico de Michoacán en la Categoría de Investigación y Preservación del Patrimonio Tangible e Intangible con el proyecto Ruta Arqueológica de Michoacán: Zonas Arqueológicas, Pinturas Rupestres y Petrograbados, periodo 2005, y durante el periodo 2012 en la misma categoría, con el proyecto Juegos autóctonos y piedras grabadas en Michoacán auspiciados por CONACULTA y la Secretaría de Cultura del Estado de Michoacán. Finalmente ha sido becario CONACYT en los periodos 2008-2010 y 2012-215. Contacto: alolcu@hotmail.com