El jaguar entre los mixtecos prehispánicos


Los ñuu savi o mixtecos consideraban al jaguar (Panthera onca) un animal sagrado, vínculo con su dios patrono y protector Ñuhu Dasavui, deidad de la lluvia, el agua y el trueno. Las habilidades que lo hacen único en su medio, favorecieron que se le identificara con como un ser superior que impone respeto, devoción, temor, autoridad, poder y veneración. Sus técnicas de acecho y cacería lo distinguieron como el máximo depredador.

Esas características hicieron que los mixtecos relacionaran míticamente al felino con los linajes de sus gobernantes. Los códices registran que en Tututepec, en la Mixteca de la Costa, varios nobles de alta estirpe llevaban en su nombre el término jaguar. El ejemplo más sobresaliente es 8 Venado, Garra de Jaguar, quien en un esfuerzo de unificación dominó los pueblos de las mixtecas Alta, Baja y Costa.

 

Dra. Martha Carmona Macías
Curadora-investigadora.

  • JEM1
    El personaje llamado 8 Venado, Garra de Jaguar es reconocible por su nombre escrito con ocho círculos, una cabeza de venado y la imagen de una garra del felino. En la lámina 43 del Códice Nuttall está vestido con un traje de guerrero que lo relaciona directamente con el felino sagrado.
    Imagen tomada de: Anders, Ferdinand, Maarten Jansen y Gabina Aurora Pérez Jiménez. 1992 Códice Zouche-Nuttall. Cónica mixteca: El rey 8 Venado, Garra de Jaguar y la dinastía de Teozacualco-Zaachila. Fondo de Cultura Económica, México. 
  • JEM2
    En la lámina 52 del Códice Nuttall aparece el gobernante 8 Venado, Garra de Jaguar durante la ceremonia en que se le perforó el cartílago de la nariz para colocarle una nariguera de turquesa, insignia de su rango. El gran guerrero mixteco se presenta sentado en un trono cubierto con la piel de jaguar.
    Imagen tomada de: Anders, Ferdinand, Maarten Jansen y Gabina Aurora Pérez Jiménez. 1992 Códice Zouche-Nuttall. Cónica mixteca: El rey 8 Venado, Garra de Jaguar y la dinastía de Teozacualco-Zaachila. Fondo de Cultura Económica, México.
     
  • JEM3
    En esta lámina del Códice Nuttall se presenta un jaguar descarnado como símbolo del sol nocturno relacionado con el inframundo.
    Imagen tomada de: Anders, Ferdinand, Maarten Jansen y Gabina Aurora Pérez Jiménez. 1992 Códice Zouche-Nuttall. Cónica mixteca: El rey 8 Venado, Garra de Jaguar y la dinastía de Teozacualco-Zaachila. Fondo de Cultura Económica, México, lámina 30. 
  • JEM4
    Topónimo que marca el lugar llamado “cerro del jaguar”. 
    Imagen tomada de: Anders, Ferdinand, Maarten Jansen y Gabina Aurora Pérez Jiménez. 1992 Códice Zouche-Nuttall. Cónica mixteca: El rey 8 Venado, Garra de Jaguar y la dinastía de Teozacualco-Zaachila. Fondo de Cultura Económica, México, lámina 50.  
  • JEM5
    La piel del jaguar era usada para forrar los asientos de los gobernantes y nobles para destacar su poder, indistintamente del sexo. 
    Imagen tomada de: Anders, Ferdinand, Maarten Jansen y Gabina Aurora Pérez Jiménez. 1992 Códice Zouche-Nuttall. Cónica mixteca: El rey 8 Venado, Garra de Jaguar y la dinastía de Teozacualco-Zaachila. Fondo de Cultura Económica, México, lámina 42.
     
  • JEM6
    Vaso ceremonial en forma de pata de jaguar. Objetos semejantes se dibujaron en los códices en escenas ceremoniales portados por sacerdotes que en ellos llevan la ofrenda. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA. 
  • JEM7
    Vaso ceremonial cuyas manchas estilizadas en forma de flor aluden a las rosetas de la piel del jaguar.
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • JEM8
    En la cerámica ceremonial mixteca se utilizaba la imagen del jaguar modelada con gran realismo.
    Fotografía: Archivo Digital MNA. 
  • JEM9
    Plato ceremonial con soportes en forma de pata de jaguar donde se muestran los cojinetes de la huella del felino. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA.