Guerrero mutilado de Xochicalco


César Sáenz excavó en 1960 la Cámara de las Ofrendas de Xochicalco, Morelos, y halló una considerable cantidad de bienes de lujo, entre ellos los fragmentos de un guerrero de barro que formó parte de una vasija efigie que los pobladores del sitio destruyeron intencionalmente.

Este guerrero ricamente ataviado y policromado atestigua parte de la estética corporal, la indumentaria y los instrumentos bélicos de la época. Durante mi última temporada de campo incluso recuperamos una cabeza de barro similar en el sitio epiclásico de Mesa Tanthé, en la región septentrional del Valle del Mezquital en Hidalgo, lo que hace pensar en una circulación amplia de ideas durante el Epiclásico mesoamericano (650-900 d.C.).

Dr. Stephen Castillo Bernal
Curador-investigador

  • GMX1
    Plano de Xochicalco, Morelos. La Cámara de las Ofrendas se ubica al sur de la fachada de la Estructura A (señalada en rojo).
    Reprografía tomada de: Sáenz, César. 1962 Xochicalco. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México. 
  • GMX2
    Hallazgo del guerrero mutilado en 1960. 
    Reprografía tomada de: Sáenz, César. 1962 Xochicalco. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México. 
  • GMX3
    Guerrero mutilado. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA 
  • GMX4
    Detalle de la cabeza del guerrero. Nótese parte del tocado, las orejeras y la nariguera con pigmento azul. Ésta última solamente era usada por miembros de la elite. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • GMX5
    Detalle del escudo. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA 
  • GMX6
    Detalle de la pierna que muestra parte de la indumentaria guerrera y las sandalias. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • GMX7
    Montículo de Mesa Tanthé. En sus inmediaciones se recuperó una cabeza humana similar a la excavada por César Sáenz. 
    Fotografía del autor. 
  • GMX8
    Fragmento de vasija efigie procedente del sitio epiclásico de Mesa Tanthé. 
    Fotografía: Saúl Alonso.