La obsidiana en Teotihuacan


Gran parte del desarrollo de Teotihuacan se basó en la explotación y distribución de la obsidiana, que provenía sobre todo de dos yacimientos: el de Sierra de las Navajas en Hidalgo y el de Otumba en el Estado de México; con él se elaboraron instrumentos de trabajo, de cacería, enseres domésticos, armas, objetos de vestimenta y símbolos de poder relacionados con el sacrificio humano y el militarismo.

Esos magníficos objetos de obsidiana se ofrendaron tanto en la pirámide de la Luna como en la pirámide del Sol, en el templo de Quetzalcóatl y en los entierros de los artesanos. Los símbolos de poder tallados en obsidiana fueron portados por emisarios-militares teotihuacanos y altos dirigentes de las elites gobernantes de otras culturas lejanas (como el área Maya).

Alejandro Pastrana
Dirección de Estudios Arqueológicos

David M. Carballo
Departamento de Arqueología, Universidad de Boston
  • OT1
    Ubicación de los talleres estudiados en Teotihuacan
    Ilustración: David Carballo.
  • OT2
    Mina de obsidiana teotihuacana en la Sierra de las Navajas, Hidalgo.
    Fotografía: Alejandro Pastrana.
  • OT3
    Proceso general de talla del taller de la pirámide de la Luna.
    Ilustración: David Carballo.
  • OT4
    Excavación en un taller teotihuacano en la Sierra de las Navajas, Hidalgo.
    Fotografía: Alejandro Pastrana.
  • OT5
    Ofrenda de núcleos en el taller de Tlajinga, Teotihuacan.
    Fotografía: David Carballo.
  • OT6
    Varios tipos de núcleos teotihuacanos. 
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • OT7
    Núcleo teotihuacano.
    Fotografía: Archivo Digital MNA
  • OT8
    Varios tipos de cuentas teotihuacanas. Un aspecto importante del proceso de talla es la perforación de la pieza por impacto y la conformación del contorno por presión mediante punzones de hueso.
    Fotografía: Alejandro Pastrana.
  • OT9
    Disco teotihuacano. Los talladores trabajaban la obsidiana por presión (izquierda) y percusión (derecha).
    Fotografía: Alejandro Pastrana.