Los museos de Yucatán y la crónica de sus colecciones olvidadas /A. Sellen



Dr. Adam Sellen*
CEPHCIS-UNAM, Mérida

Los primeros intentos de instalar museos en la península de Yucatán ocurrieron en tiempos difíciles: a partir de 1841 la región se fracturó y luego fue sacudida por la invasión de las tropas de Santa Ana. En la misma década, buques de guerra estadounidenses amenazaron las costas de la península y la política fue definida por fuertes rivalidades de caudillos entre las ciudades de Campeche y Mérida. Luego estalló la cruenta Guerra de Castas en 1847, conflicto que duró medio siglo. A pesar de ese contexto bélico, se pensaba en edificar museos.

Ciertamente el deseo de crear tales instituciones respondió a un despertar intelectual que enfatizaba la valoración, conservación y resguardo del patrimonio natural y arqueológico, pero también es importante recordar que los museos fueron herramientas de la clase política para reforzar la identidad regional.

Leer versión integral


*Adam T.Sellen Oriundo de la provincia de Ontario en Canadá, Adam Sellen cursó lalicenciatura en Estudios Latinoamericanos por la Universidad de Toronto y concluyó sus estudios de doctorado en Estudios Mesoamericanos en la UNAM. Actualmente es Investigador en el Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la UNAM en Mérida, Yucatán. Sus intereses recientes son la historia de la arqueología y el coleccionismo arqueológico en Oaxaca y Yucatán durante el siglo XIX, y cómo dicha actividad dejó su huella en las instituciones culturales tanto del ámbito local como nacional.